Evolución significa cambio y la empresa Germán Vizcaíno, que cumple 50 años, lo celebra con una profunda renovación de su imagen corporativa reflejo de los constantes avances que la han llevado a crecer en sus líneas de negocio.

Basándonos en iconografía eléctrica, hemos incorporado la geometría como forma de vida, llevando estos símbolos a la esencia de su marca, sus iniciales.